Cuando buscas un centro de tatuajes en Almería para marcar tu piel con ese dibujo que es tan especial para ti, debes tener en cuenta que tan importante es la elección de la imagen como el cuidado posterior para que siempre luzca perfecto y no te cause ningún tipo de problema.

En tu centro de tatuajes en Almería elegido te van a explicar perfectamente los cuidados a seguir para que la zona cicatrice lo más rápido posible y para que los colores queden como el primer día. Y para ello lo primero que tienes que tener en cuenta es que no debes quitarte el plástico que te haya colocado el tatuador hasta pasadas tres horas aproximadamente una vez hayas salido del estudio para que la sangre te coagule bien.

Durante la primera semana especialmente tendrás que curar tu tatuaje con una crema específica durante dos veces al día una vez hayas lavado la zona muy bien con un jabón neutro y agua templada. Hay que tener cuidado de no arañar la zona y secarla muy bien con unas gasas o papel, nunca con toallas.

Ten en cuenta que el sudor puede irritar la piel, por lo que tienes que tener cuidado a la hora de practicar deporte mientras dura la fase de cicatrización. También debes protegerlo del sol para y posponer todo lo que puedas los baños en la piscina y en la playa hasta que el tatuaje esté perfectamente sellado.

Cuanto tu tatuaje ya esté bien cicatrizado, no va a ser necesario que utilices cremas ni plásticos, pero sí va a ser imprescindible que lo mantengas muy bien hidratado para que no se seque. Para ello, aplica una crema que no contenga perfumes una vez al día como mínimo.

En nuestro Centro de Belleza Lolita Fernándes estamos dispuestos a prestarte toda la información necesaria para que sepas cómo cuidar tu tatuaje a la perfección.