Como empresa experta en micropigmentación de cejas en Almería, somos conscientes de la importancia que tienen a la hora de dar forma al rostro, aunque la mayoría de las veces siempre se pasen por alto. Son muchas las personas que acuden a este tipo de servicios con el fin de realizar cambios en esta zona.

Como sabemos que la micropigmentación de cejas en Almería también responde a una cuestión estética, aquí os traemos un post sobre la evolución de las cejas a través de la moda en los últimos años, ya que es un elemento que tampoco está exento de quedarse desfasado.

Con la llegada del cine, durante los años veinte, las cejas se depilaban al completo y se pintaban con un trazo muy arqueado y muy fino para que fueran más dramáticas. El estilo se mantuvo entre la década de los treinta. Sin embargo, en los cuarenta, con la segunda guerra mundial, se optaba por llevarlas más cepilladas para que parecieran más natural.

Ya en los cincuenta, con Marilyn Monroe y Elisabeth Taylor como iconos, las cejas pasaron a ser más tupidas y gruesas con un arco superior muy marcado. Los sesenta fueron una apuesta por lo natural, y las cejas no se quedaron atrás, maquillando la parte superior del arco para dar más énfasis. Durante los setenta, su grosor disminuyó de nuevo.

Más cerca de la actualidad, en los ochenta, se volvió a los cepillos y geles para obtener un efecto despeinado. Mientras que los noventa trajeron de vuelta las cejas finas, que se mantuvieron en los dos mil con un arco más marcado. En la década actual, se sitúa en el lado opuesto y, con Clara Delevinge como icono, se aboga por las cejas pobladas.

Si estás pensando en modificar tu aspecto, en nuestro Centro De Belleza Lolita Fernandes, te asesoraremos sin ningún compromiso. Tu bienestar es lo primero.