La micropigmentación de cejas en Almería es una de los tratamientos estéticos más demandados tanto por mujeres como por hombres. La técnica consiste en implantar determinados pigmentos y colores que logran corregir, modificar o embellecer ciertas marcas, machas o imperfecciones, no solo de las cejas sino también de otras partes del rostro como pueden ser párpados o labios.  

La finalidad de este método es aportar a nuestro rostro una apariencia de lo más cuidada de manera casi permanente y evitarnos así el trabajo que requiere maquillarnos a diario para lucir como nos gusta. Ésa es precisamente una manera de definir este tratamiento, es decir, el proceso para dotar a nuestra dermis de un maquillaje semipermanente que nos evita tener que estar pendiente de ella y pintarnos todos los días.

En el Centro de Belleza Lolita Fernandes nos cuentan que la técnica puede utilizarse tanto a rostros femeninos como masculinos y que, más allá de que para su aplicación se utilizan agujas, es un tratamiento totalmente indoloro al usarse cremas anestésicas. Como indicábamos al principio, la principal ventaja de este método es que permite corregir pequeñas imperfecciones de la piel como manchas o cicatrices.

Los expertos de este centro nos explican que la micropigmentación de cejas en Almería es también muy demandada por quienes son alérgicos al maquillaje. Por otro lado, los usos más habituales de esta técnica son la mejora del aspecto tanto de cejas como de pestañas y el aumento del grosor de los labios.

Para terminar, cabe destacar que aunque la cantidad de sesiones dependerá de la piel del usuario y la finalidad del tratamiento, cada una de ellas no suele exceder de la hora y los resultados se observan de forma inmediata.